Y el cine se hizo carne…

Eta zinema haragi egin zen… [leer aquí la versión en euskera]

Si la arqueología del cine es aquella ciencia que busca los lugares filmados, la antropología busca a sus retratados con la esperanza y la magia de saber que todavía respiran. El festival Punto de Vista contará con la presencia y participación de varios de estos protagonistas anónimos que aparecieron en los filmes que se muestran en Chez les Basques [ver programa]. Una invitación a que el cine no sólo se vea, sino también se viva.

1

CHRIS-FILM (2)

Chris Wertenbaker se cayó de pequeño un día en esas calles que son cuestas angostas al mar de Ziburu. Allí había llegado su familia, la del escritor Charles Wertenbaker, editor de la revista Time, que instaló su cuartel general en la Torre de Bidegain, la atalaya que mira como un centinela a la bahía de Sokoa. Decíamos que Chris se cayó en plena calle y quedó con una rodilla maltrecha. Pepita Telleria, una vecina de esas angostas calles de Ziburu, vio el accidente desde su ventana y salió a socorrer al niño desafortunado. Cuenta Chris que no entendía lo que esta mujer le hablaba, que se dirigía a él en una lengua extraña, pero que, tras sanarle en su casa la malograda rodilla, le acompañó lloroso de la mano hasta que localizaron por fin la casa que su familia, los Wertenbaker, habían alquilado para pasar una semana de vacaciones. La madre de Chris, al ver el acto benefactor de la vecina de Ziburu, le dijo a su marido: “Charles, aquí la gente es buena. Nos quedamos”. Y así transcurrieron siete años en el país de los vascos, siete años en los que Chris Wertenbaker criado en la costa vasca recibió la visita de Orson Welles a quien acompañó como guía por la frontera, los frontones y las plazas en sus paseos cámara en mano en busca del paraíso entre los vascos.

Chris Wertenbaker acompañará a Bernardo Atxaga en la conferencia inaugural del Festival Punto de Vista, el lunes 9 de febrero a las 20h en Baluarte, entrada libre previa retirada de invitación. A continuación ofrecerá un concierto de guitarra. Estará asimismo presente y participará en un debate tras la proyección de los documentales de Orson Welles, el miércoles 11 de febrero a las 20h horas en la Sala Corona.

2

hoyos

Beñat Toyos, el campeón. Que Orson Welles se dirija a ti cuando tienes 10 años y te diga a la cara: “Eres el campeón”, es una frase que debe entrar en el cuerpo y alojarse en ese lugar donde se alojan el recuerdo de los primeros besos, los veranos azules y las mejores hazañas. El campéon al que se refería Orson Welles en la plaza y frontón de Ziburu cuando todos los niños se apelotonaban ante una pelota que golpeaban contra el muro sin parar, no es otro que Beñat Toyos, el sonriente vecino de Ziburu de la foto, gran amigo de la infancia de Chris Wertenbaker. Beñat ha trabajado toda su vida de electricista y ha continuado la carrera musical que compartió en la infancia con el mismo Chris en los coros de Ziburu. Hoy sigue viviendo en la colina de esta localidad donde echó a andar por primera vez y donde un buen día se puso frente al director de Ciudadano Kane cuando solo levantaba unos centímetros del suelo para oírle decir: “Beñat, tú eres el campeón”.

Beñat Toyos participará en la rueda de prensa que se ofrecerá a los medios el lunes 9 de febrero a las 11:30h en Baluarte.

3

MITU eta TERESA

Mitu y Terexa, o Terexa y Mitu, que lo mismo da. Nacidos él en Banka, ella en Azkaine, trabajan en la actualidad en el negocio de su propiedad en Ortzaitze, donde fabrican con mimo y artesanía recipientes y ánforas de cerámica en la Poterie Goicoechea. En blanco y negro vemos su boda, un feliz día de julio de 1982. El que la filmó no fue otro que el gran Otar Iosseliani. En su retrato del estío por tierras vascas, en busca del eco de las viejas canciones tradicionales, el director georgiano dio con esta pareja que se casaba en la Iglesia de Santa María de Azkaine. Y decidió abrir con esta escena su película-alabanza a los vascos. Que el vídeo de tu boda lo haga nada menos que Otar Iosseliani debe ser un privilegio que pocos pueden lucir. Dicen que en el cine comercial los personajes siempre se casan al final. En el del maestro Iosseliani, para darle a todo una vuelta feliz, lo hacen al principio.

Mitu y Terexa Goicochea estarán presentes en la proyección del sábado 14 de febrero de Euskadi Été, a las 17h de la tarde, que contará asimismo con la presentación de su autor Otar Iosseliani.

4

MIXEL ETXEBER

Mixel Etxeber y su mujer Maddi ordeñaban a mano sus 200 ovejas burugorriak en su establo en Pagola cuando las cámaras y el equipo de Iosseliani les vinieron a ver. Era 1982 y la mesa de roble y castaño de la entrada de su caserío Etxeonia se convirtió en un escenario ideal para el propósito del cineasta georgiano. Atraído por los mismos cantos tradicionales de su país, el maestro Iosseliani encontró un eco en las canciones zuberotarras y en las largas sobremesas regadas con vino y bertsos se sintió como uno más de la familia entre los Etxeber. En Pagola se preparaba entonces la pastoral Pete Basabürü.

5

ARANGOITS-ARNOA

La mayor vuelta del destino la tenemos en este escena, también del filme Euskadi Été de Otar Iosseliani. En la imagen de la derecha un abuelo enseña a su nieto las estrofas de una vieja canción dedicada al vino y sus virtudes llamada Oi Arnoa. El abuelo era Antton Moxo, del barrio de Belexi en Baigorri, gran recopilador de bertsos y cantos y la primera persona a la que se le recuerda luciendo un coche por este rincón bajonavarro. Lo más interesante viene en la figura del nieto, al que su abuelo trata de transmitir ese canto donde se loa al vino. Se trata de Dominique Arangoits, también baigorritarra, y que con el tiempo se convirtió, para caprichos del azar, en un grandísisimo enólogo. Como aplicando los versos a su vida, como llevando la canción de su abuelo al presente, el pequeño aprendiz de cantante trabajó de joven en bodegas de Hungría y ahora es quien firma las etiquetas de un prestigioso caldo en Burdeos. Como dice la canción que su abuelo le transmitía: “Cuando yo me muera, en mi último día, mis amigos me llevaran sobre sus espaldas en el aire, y haremos que brinden y que beban encima de mi tumba”.

Esta entrada fue publicada en 2015 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>